Bioestimulantes agrícolas

Los bioestimulantes agrícolas no son una tecnología novedosa, pero son desconocidos para muchos de los agricultores españoles. Por ello se debe de conocer bien este tipo de productos naturales, los beneficios que ofrecen y como su modo de empleo.

Los bioestimulantes son esenciales para transformar la producción agroalimentaria, centrándose en mejorar la eficiencia de un cultivo a través de la mejora del bienestar vegetal.

Las diferencias entre bioestimulantes y fertilizantes a veces es difusa, por eso una explicación sencilla ayuda a entender el gran avance que suponen estos productos.

Los bioestimulantes tienen como objetivo mejorar los mecanismos de absorción de nutrientes de la planta y mejorar la tolerancia frente a un estrés biótico. La bioestimulación se aplica en pequeñas cantidades siendo normalmente de unos pocos litros por hectárea y mejorar la absorción y traslocación de nutrientes.

En cambio, los fertilizantes tienen como objetivo proporcionar los nutrientes necesarios a la planta sin infundir una mejora en la tolerancia frente al estrés biótico. Los fertilizantes son empleados en grandes cantidades por hectáreas y son esenciales en la nutrición y formación de paredes celulares.

En Econatur Ikerketa empleamos el uso de bioestimulantes para reducir el uso de fitosanitarios, mejorando las propias capacidades que tiene la planta para nutrirse y para defenderse frente a adversidades externas. Integrar los mejores y más novedosos productos a nuestros manejos es esencial para estar a la vanguardia de la tecnología agraria que cada día evoluciona más hacia la sostenibilidad y eficiencia. Gracias a este tipo de productos se han conseguido reducir la carga fitosanitaria de un cultivo. Mejorar la productividad y la calidad de un cultivo a través de insumos agrícolas sostenibles, como los bioestimulantes de Econatur, con el medioambiente es un hecho que se puede conseguir con el asesoramiento de expertos en el tema, debido a que el correcto empleo de estos bioestimulantes es más complejo que el uso de los tradicionales productos fertilizantes que se siguen comercializando, por eso el asesoramiento de un experto es fundamental para sacar el máximo rendimiento del bioestimulante y de tu cultivo.

Menos es más pensando diferente.